Lilypie Waiting to Adopt tickers

Lilypie Waiting to Adopt tickers

viernes, 23 de mayo de 2014

Siempre positivos, al menos de momento



La verdad es que me es difícil escribir cuando poco se tiene que contar. Sólo podría relataros como transcurren los días sin tener la más mínima noticia de asignaciones. Esta espera, como bien sabéis muchos de los que me leéis,  es desesperante. No quiero ni imaginar lo que están viviendo esas familias asignadas ya hace meses que esperan fecha de juicio, aunque recuerdo a Estefanía que también tuvo que esperar unos 6 meses hasta que pudo abrazar a su pequeña y hoy son la mar de felices. Si quiero ver su espera en positivo pienso que: “al menos ell@s están asignad@s”,  y a nosotros todavía nos queda un largo y tortuoso camino. También pienso en lo feliz que estará Sandra con su pequeño, ojalá tuviese un ratito para contarnos como les va.

No puedo evitar darle vueltas a la cabeza intentando asumir que tal vez nunca pueda llegar a ser madre, porque eso es lo que quiero y deseo, ser madre y me entristece pensar que tal vez tenga que renunciar a ello.

Está claro que me entristece leer que hay familias que tras los distintos abusos de su ECAI están renunciando a su proceso de adopción pero tengo que reconocer que estas renuncias me duelen más cuando esas familias abandonan su idea de ser padres ya que, o bien no tienen otros hijos, o bien no han optado por la adopción nacional. 

Es curioso, yo siempre he dicho que ser madre no lo es todo y lo sigo pensando pero cuando deseas algo de esta manera duele pensar que nunca podrás alcanzarlo porque no está en tus manos.
Sólo nos queda consolarnos con que tal vez esto arranque y que tras meses sin asignaciones pasemos a un mes o varios consecutivos con un mayor número de lo habitual. Está claro que los orfanatos están llenos de niños y que tienen que buscarles alguna salida. Seamos positivos, al menos de momento, eso nos dará más fuerza para continuar.

Como os comenté hace un tiempo me compré el libro de Carlos Agulló: “Addis Addis” y a punto de finalizarlo puedo contaros que en él podréis encontrar un reflejo de la vida en la capital del país, que estoy segura verá o habrá visto nacer a nuestr@s hij@s. Narra a través de distintos personajes residentes en la capital como viven y se vive en un país que a pesar de sus grandes avances sigue siendo un país llego de desigualdades en el que la inflación hace que, a pesar de estos, los pobres sigan siendo, si cabe, todavía más pobres. 

Recordad: siempre positivos, al menos de momento.


9 comentarios:

  1. muy difícil ser positivos en estos momentos Lidia, pero desde luego no perderemos las esperanzas, el hilo rojo nos guiará hasta ellos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que ser positivos es lo único que nos queda, al menos no tenemos noticias que digan que esto en algún momento no va a arrancar.

      Eliminar
  2. Desde luego que hay procesos duros, muy duros... como la de mayoría de familias.
    La mala racha que está tocando ahora es incomprensible, por que como bien dices, los orfanatos están llenos y dudo que Etiopía esté por la labor de darles salida a todos.
    Este duro camino normalmente se nos lleva a unos 4 años de espera, aunque hay algún caso increíble en el que han conseguido en menos de 1 año terminar el proceso.
    Sólo desear a todo el que está resistiendo el temporal, MUCHOS Ánimos!!!
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sama, al menos de momento no podemos perder la esperanza.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Hace poco que leo tu blog pero me siento identificada totalmente. Nosotros tuvimos una asignación y después de 6 meses de espera nos confirmaron que había problemas y que esos niños a los que le comprabas cosas, ponías nombre e intentabas imaginar en tu casa, ya no los llegarás a conocer . Como tu dices intento afianzar la idea de que no ser madre no puede limitar mi vida pero en el fondo no quiero tirar la toalla.
    Yo no me rindo, pero si algo no depende de tí "aparcalo" y sigue caminando. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tirar la toalla siempre debe ser lo último, debemos mantenernos firmes hasta el último momento. Siento enormemente lo que os ha pasado, me parece de los más duro que nos puede ocurrir en esta larga espera. Que los obstáculos del camino no nos hagan desfallecer y si llega el momento en el que como bien dices ya no depende de nosotros, a otra cosa mariposa, la vida sigue aunque tengamos que cargar con una herida imborrable en nuestro ser.
      Un saludo.

      Eliminar
  4. Ánimo Lidia, como bien dices lo que os queda es ser positivos y no perder la esperanza, ya verás que algún día os toca a vosotros ver cumplidos vuestros sueños, y entonces verás que ha valido la pena todo este sufrimiento y está durísima espera.

    Ojalá den un cambio pronto a esta situación y comiencen a asignar de una vez.

    Un besazo
    María J.

    ResponderEliminar
  5. Hola Lidia nosotros llevamos asignados 7 meses..... estamos viviendo una situación de verdadero terror por ver qué pasará con nuestra niña...... el positivismo se fue de nuestra mente hace mucho tiempo.... estamos en lo peor..... a ver que pasa....

    ResponderEliminar