Lilypie Waiting to Adopt tickers

Lilypie Waiting to Adopt tickers

domingo, 25 de agosto de 2013

Por aquí seguimos



¿Queda alguien por ahí?. Como se nota que estamos en verano y que no sólo cierran las Cortes en Etiopía, sino que el que más y el que menos desconecta, como debe ser.

 Yo este año, como os comenté, me estoy pasando las tan ansiadas “vacaciones” trabajando y  la verdad es que con el espléndido tiempo que estamos teniendo este año por Galicia da mucha rabia no poder aprovechar un poquitín más la playa, pero este año es lo que ha tocado y tal y como están las cosas no queda otra cosa que dar las gracias. 

El tiempo pasa volando y ya nos encaminamos hacia septiembre enfilando este final de año en el que deseo y espero que much@s niñ@s sean asignados a las familias que tanto los desean y que las largas listas de espera se vayan acortando. Es muy frustrante ver que esto no avanza y que las previsiones, ya por si eternas, se extienden más allá de lo esperado e imaginable.

Estos últimos meses, como ya os he comentado, he estado leyendo y con ello formándome para educar a nuestr@ tan ansiad@ peque. También sigo al dedido la historia de Verónica que ha ido a recoger a su peque y nos cuenta su hermosa y única experiencia. 
Con esto de la lectura, y para que no se me olviden, aunque lo dudo, se me ha ocurrido anotar en una agenda algunos principios básicos para la educación de nuestr@ futuro hij@. Hoy os cuento un par de ellos: 

“Ensénales a escuchar”
En general los hombres tienen más problemas para escuchar que las mujeres, porque es un aspecto de la empatía, en la que no hemos sido educados. Una de las mejores formas de enseñarles a escuchar es pedirles que repitan con sus propias palabras lo que hemos dicho.
Enseña a tu hij@ a escuchar repitiendo lo que diga el otro.

“Mascotas”
Tener un animal, especialmente un perro o un gato, es una experiencia maravillosa para cualquier niño. Aprenden a ser responsables y, lo que es más importante, tienen la oportunidad de cuidar a alguien y demostrarle su cariño.
Los niños que aprenden a querer a los animales se preocupan por la gente, y los que aprenden a ser crueles acaban siendo crueles.

Espero que os hayan gustado y aquell@s que podáis los vayáis aplicando. Hasta pronto.


2 comentarios:

  1. Si lidia!!!

    Estamos terminando las vacaciones y hemos desconectado un poco. Algunos mucho, tanto que parece que hayan desertado, jajajaja.
    En nada estamos por aquí.
    Estoy de acuerdo con lo de los animales. Ya querría yo volver a tener otro perrito, pero ya se verá si nos queda tiempo y dinero para todo.
    un beso

    ResponderEliminar
  2. Sí que se nota que estamos de vacaciones, sí, pero en mi caso la mente no sabe muy bien qué debe significar eso...

    Me apunto tus consejillos Lidia! Al menos uno lo tenemos cumplido. Mi Jomer (gato) tendrà que ponerse las pilas para enseñárselo a nuestro tesoro, cuando venga.

    Besitos!

    ResponderEliminar