Lilypie Waiting to Adopt tickers

Lilypie Waiting to Adopt tickers

lunes, 29 de octubre de 2012

La edad de los padres

Se acaba octubre y este mes para nuestra ECAI suma uno más sin asignaciones en Etiopía, con lo que si mal no recuerdo ya van tres consecutivos. Lo bueno es que empieza noviembre y quiero depositar en este nuevo mes mi esperanza de que esto se mueva un poco, lo necesitamos. Sabemos por las últimas noticias que nuestros procesos de adopción en Etiopía tienen a dilatarse en el tiempo mucho más de lo esperado y ni que digamos, deseado pero al menos si se produce alguna asignación, aunque sea de vez en cuando, te hace sentirte mejor aunque sea un espejismo por la cantidad de expedientes que tienes delante.

Ya hemos hablado en numerosas ocasiones de la necesidad e imposibilidad al mismo tiempo de desconectar algo que es prácticamente imposible al 100%, aunque necesario. Tras la firma nos dirán la fecha para el curso y tras este se acaban los trámites “oficiales” y poco más nos queda por hacer más que formarnos autodidacta y extraoficialmente  y seguir con nuestras vidas porque pase lo que pase en este proceso, de una u otra manera, la vida continúa.

Hoy quiero divagar un poco sobre algo que no me gustó de un comentario que leí esta semana en un blog. Se hablaba de la edad de los padres en relación a la edad de los niñ@s asignados. Una madre decía que a ellos siendo más jóvenes, de unos “veintitantos”, le habían asignado una niña de más de 2 años cuando a otra pareja “cuarentona” (que mal suena), le habían asignado a uno de unos 12 meses. A pesar de que la mami manifiesta su felicidad por su asignación dice no tener lógica, de lo que deduzco que lo que considera lógico es asignar el niño más joven a la pareja más joven... No quiero profundizar pero si recordar que normalmente las asignaciones se mueven dentro de un intervalo de edad determinado por “profesionales”. Dentro de este intervalo debemos tener claro que nos pueden asignar un niñ@ de cualquier edad comprendida en ese intervalo, sea cual sea nuestra preferencia. Son las reglas del juego, y este establece que nos asignarán, dentro del intervalo correspondiente, al niñ@ que nos toque independientemente del sexo y de la edad. Es lo que se establece y por otro lado lo que a mí me parece más justo. Recordemos que lo que se pretende es el bien del menor no de los padres.

Que tengáis una feliz semana.
 
 

4 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo contigo, Lidia. Por encima de todo, debe estar el interés del menor. Se trata de buscar una familia para un niño o una niña, no al contrario. ¿Verdad?
    En nuestro caso -y atendiendo a la legislación etíope- yo pensé que nos asignarían un/a niño/a un poco mayor, ya que se supone que la diferencia máxima de edad entre el menor de los padres y el hijo no debe pasar los 40 años. Pues bien, en febrero pasado yo tenía 42 años (mi marido igual) y nos asignaron una pequeña de cinco meses. A mí me daba igual que tuviese un mes o cinco años pero fue así y ya está, porque ella tiene que ser mi hija. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Como Estefania, totalmente de acuerdo! Lo mas importante: el/la niño/a. Ademas, cuando decides apostar por la adopcion, son bastante claros con este asunto.
    Lidia, q poquito te queda para firmar! Esta a la vuelta de la esquina!
    Besitos!

    ResponderEliminar
  3. Ay, desde luego, todavía hay muchos prejuicios en los propios padres adoptantes. Lo que no podemos olvidar es que siempre, siempre lo que va por delante es el menor, y no nuestros deseos. Además, se supone que esto queda claro en las entrevistas personales, valoraciones... En fin, disfruta del puente y prepárate porque Noviembre traerá cola :)
    Bicosssss

    ResponderEliminar
  4. Con el tema de la edad hay mucha gente que todavía piensa que por ser más joven te asignan un bebé, pero no es así. La franja de los C.I. pone de 0 a 3, la mínima, y en nuestra ecai comentaron que sería de 0a4. Por lo que una pareja que empieza debe tenerlo en cuenta.
    Hay personas que a mi me preguntaban que edad nos tocaría de niño...

    un beso

    ResponderEliminar