Lilypie Waiting to Adopt tickers

Lilypie Waiting to Adopt tickers

sábado, 1 de septiembre de 2012

Se acaba el veranito

De regreso de pasar unos días por los Pirineos en los que hemos disfrutado de unos paisajes alucinantes tras superar unas enormes caminatas, volvemos a la “rutina” del día a día. No han sido, que digamos, unas vacaciones de relax ya que el desgaste físico en alguna de las rutas fue considerable pero ha valido la pena. Tanto por la parte francesa como por la española son unas montañas impresionantes, de una hermosura indescriptible. No deja de sorprenderme la cantidad de gente mayor y muy joven que  anda por las montañas. Especialmente nos llamó la atención una niña vasca de unos 9-10 años que subía con sus padres y su abuela a un 3000 (Neouvielle) como regalo de cumpleaños que ella había pedido. No os podéis imaginar la dureza de esta ruta ya que en la ascensión se subía un desnivel de unos 1000 metros a través de enormes bloques de roca. Os puedo decir que la niña a pesar de las quejas en los últimos metros, lo consiguió y yo tuve que rendirme a unos 150 metros de la cima, otra vez será.. Espero que para otras cosas, como va a ser seguir soportando esta interminable espera tenga más energías, lo que si está claro es que para esto si voy a tener es un gran entrenamiento. 

En esta ocasión también me animé con una vía ferrata, la de Sorrosal en Brotos (Huesca), adrenalina pura, muy recomendable para desconectar siempre que no se tenga vértigo.

Y eso fue todo que no es poco para los tiempos que nos toca vivir, ahora toca centrarse y planificar muchas cosas y como no, ahorrar de donde no se tiene por si un día de estos, espero que más pronto que tarde, se animan a llamarnos de la ECAI para firmar.  
Os dejo unas fotillos y por cierto, la del casco soy yo. Os sigo. Un saludo.
 
 
 
 
 

6 comentarios:

  1. Guauu! solo de verte ahí arriba me entra un mareo... :))) Me encanta que hayais recargado las pilas en esos parajes tan bellos y espectaculares. Lo de la niña es toda una hazaña, madre mía! Y que lo haya pedido como regalo de cumpleaños ya dice mucho de lo bueno de los que le rodean. Ahora a hacer frente a este otoño que se nos avecina y que seguro vendrá cargado de buenas noticias y lleno de planes que se cumplen!!!! Ánimooooo
    Biquiñosssss

    ResponderEliminar
  2. madre mia de mi vida!!!!!!!!!!!!!!!!! que pasada!!!
    desde luego si no desconectas ahi no desconectas en ningun sitio...

    un besazo!!!

    ResponderEliminar
  3. Que fotos mas bonitas!!! Estas hecha una maquina,,,madre mía, yo no podría, ya me gustaría, porque la escalada es un deporte que me ha encantado siempre, pero nada, de una rutita de trekking no me sacas, jejeje!!
    Ahora a comenzar la rutina con fuerzas renovadas..besos!!!

    ResponderEliminar
  4. Que valor Lidia! Lo encuentro de un valor... yo tengo mucho vertigo y no lo haria nunca pero me encantaria! Los paisajes son espectaculares!
    Animos para la vuelta a la rutina!

    ResponderEliminar
  5. Chicas, no os olvideis de que "querer es poder" y por cierto, yo de escalada nada, no porque no me guste, sino porque nunca tuve la oportunidad de probar, quien sabe....
    Las rutas fueron todas de senderismo aunque una de ellas subimos por la morrena de un glaciar que eran pedruscos enormes, lo pasamos fatal.
    La foto con el casco y el arnés fue realizando una vía ferrata que es algo "similar a la escalada" pero para todos los públicos siempre que no tengan vértigo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Impresionantes fotos Lidia y me encantaría que mi hijo y mi hija se pidiesen regalos tan chulos para sus cumpleaños, haría el esfuerzo de regalarles lo pedido sin dudarlo.
    Buen regreso, te echábamos de menos :-)
    Bicos mil

    ResponderEliminar