Lilypie Waiting to Adopt tickers

Lilypie Waiting to Adopt tickers

lunes, 2 de julio de 2012

Pasando el rato

Empezamos un nuevo mes que ojalá venga lleno de buenas noticias, que falta nos hacen.

Aunque no soy para nada una buena cocinera ni repostera, para eso ya tenemos por aquí muy buenos ejemplos, más bien soy del montón para abajo, leyendo el blog de Vero con sus espléndidas recetas me animé a hacer un bizcocho con piña que parecía muy sencillo. Tuve que enfrentarme a un horno que no colabora para nada y siempre me deja quedar fatal.  Me quedan los bizcochos quemados por fuera y crudos por dentro. De todos modos me animé y aquí os dejo una fotito del resultado:
 
La apariencia pienso que no está nada mal y el sabor tampoco pero su elaboración tuvo algún que otro contratiempo:

-        Utilicé un molde de los desmontables y cuando eché la mezcla empezó a salirse, no entiendo cómo, el caramelo que iba en la base. Si, estaba bien cerrado… Tuve que poner un papel de aluminio debajo de la rejilla del horno para frenarlo, con el consecuente pringue del horno, la rejilla, bueno, está claro que no iba a ser fácil.

-       Había que dejarlo unos 35-40 min. Hasta aquí todo  bien, el tiempo iba transcurriendo, el bizcocho subiendo pero observé que se estaba “dorando” un pelín de más y el palillo parecía indicar que aún le quedaba tiempo. ¿Qué hacer en estos casos? Si lo dejaba mucho más tiempo iba a quedar carbonizado y si lo sacaba, como siempre, crudo por dentro. Pues bien, opté por dejarlo 5 minutos más y quitarlo.

Resultado: Aunque le faltaba un pelín de cocción, tenía que haber dejado que se pusiera, no marrón oscuro sino negro chamusquina, de sabor he de reconocer que estaba muy bueno y pienso repetir la receta aunque para la próxima probaré con colocar el bizcocho no en el centro del horno sino un poco más abajo para intentar que se queme por arriba lo menos posible.

Además de repetir este, que está buenísimo para desayunar con un cafecito, os lo recomiendo y si yo puedo os aseguro que vosotr@s también, tengo pensado probar la receta de unas galletas de Adri y Nuri, además al ser estas más delgadas imagino que se cocerán antes y con suerte no se me churruscarán de más, ya os contaré.

Para finalizar os dejo la historia de superación esta chica adoptada en un orfanato etíope con 7 años, que probablemente habréis visto o leído estos días. Esto sí que es tener mérito e ilusión. Os la dejo por si algun@ os la habéis perdido.




4 comentarios:

  1. Pues tiene una pinta genial...seguro que ya no queda nada, jejeje .
    Ya nos enseñaras esas galletas, besos.

    ResponderEliminar
  2. Que buena pinta tiene, uhmmmmmmm y ha estas horas ........
    Estáis hechas todas unas reposteras buenisimas que suerte van a tener los pek@s.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Lidia, pero qué bien te ha salido!!! Seguro que estaba delicioso!! Me has hecho sonreir con las explicaciones tan detalladas de los contratiempos. Si yo te contara :)))) Te cuento que cuando veo que se está chamuscando lo que hago es poner un poco de papel de aluminio por encima. Mi horno tampoco es una maravilla pero ya le tengo cogido el tranquillo,jejejeje... Estoy deseando ver las galletas con la receta de Adri y Nuri. Me ha encantado la entrada!! A ver si llegan las buenas noticias y de momento a endulzarse!!Biquiñossssss

    ResponderEliminar
  4. Que buena pinta! Lo he probado y esta de muerte! Un blog muy interesante!

    ResponderEliminar