Lilypie Waiting to Adopt tickers

Lilypie Waiting to Adopt tickers

jueves, 21 de junio de 2012

¿Nos echamos unas risas?

Hoy quiero empezar con un par de frases que me gustan especialmente. La primera la oi ayer en la película “El exótico hotel Marigold”, que fui a ver al cine, que por cierto, es una pena que en una sala de más de 300 butacas sólo haya de 3 a 5 personas y eso que la película tenía un precio especial de 3 €. Pero bueno, es lo que hay.

Soy consciente de que nuestro presente y futuro sólo depende de nosotros mismos, pero como bien dice una de las protagonistas de la peli:

“AL FINAL TODO SALE BIEN Y SI NO SALE BIEN ES QUE TODAVÍA NO ES EL FINAL”.

La otra frase de la que quiero dejar constancia en mi blog, y que probablemente habréis leído en el blog de alguna compañera es de Miguel de Unamuno:

"...nadie es propiamente hijo de quién lo engendró, cosa muy fácil y sin mérito alguno, sino lo es de quién lo crió, lo formó y lo educó, poniéndolo en el lugar que le corresponde".

Aunque estoy totalmente de acuerdo con la frase, no me olvido del porcentaje de personas para las que engendrar no es nada fácil incluso a veces es imposible.

Mi intención de hoy es hablaros de la importancia que tiene la risa en nuestras vidas y especialmente en nuestra salud. El tema se me ocurrió tras ver un reportaje del programa Tres14 en TVE 2. Por cierto, todavía no lo he visto entero pero lo que vi y oí me gustó de ahí la idea.



Como bien dice la Wikipedia (aunque de esta dicen que no debemos fiarnos demasiado), la risa es una respuesta biológica producida por el organismo como respuesta a determinados estímulos. En función de la fuerza con que se produce, la risa puede variar tanto en su duración como en su tono y características. Así, usamos distintas palabras para describir lo que consideramos diferentes tipos de risa: chasquido, carcajada, risotada, risita, risa despectiva, desesperada, nerviosa, equívoca. De entre las señales emocionales, la sonrisa es la más contagiosa de todas, y el hecho de sonreír alienta los sentimientos positivos. Al igual que la risa propiamente dicha, la sonrisa es innata, y los niños sordos y los ciegos sonríen. Suele aparecer a las seis semanas de vida y constituye el primer lenguaje del ser humano. Inicialmente es un comportamiento físico, y paulatinamente va evolucionando hasta convertirse en una conducta emocional. La autoinducción del gesto de sonreír puede mejorar nuestro estado de ánimo. Otra propiedad es la de inducir una elevación de la actividad de las células NK y mejorar así nuestro estado inmunológico.

Algunos estudios demuestran que la risa varía en función del género: las mujeres tienden a reírse de una forma más cantarina, mientras que los hombres tienden a reírse bufando o gruñendo.

Efectos positivos de la risa:[]
  • Algunos indicadores relacionados con el estrés disminuían durante los episodios de risa, relacionados con la disminución de los niveles de epinefrina y cortisona.
  • La risa incrementaba la producción de anticuerpos y la activación de células protectoras como los linfocitos o los linfocitos T citotóxicos, que producen la inmunidad celular, importante para evitar la formación de tumores.
  • Las carcajadas o risas alegres y repetitivas mejoraban el estado de humor, reducían los niveles de colesterol en sangre y regulaban la presión sanguínea.
  • Más recientemente (2010), Berk ha descubierto una relación entre la risa y el apetito, de tal modo que la risa aumenta el apetito de modo análogo a como lo hace el ejercicio físico moderado.

Otros efectos beneficiosos de la risa son los siguientes:[]
  • Libera del temor y la angustia.
  • Contribuye a aplacar la ira.
  • Contribuye a un cambio de actitud mental que favorece la disminución de enfermedades.
  • Favorece la digestión al aumentar las contracciones de todos los músculos abdominales. Con cada carcajada se ponen en marcha cerca de 400 músculos, incluidos algunos del estómago que sólo se pueden ejercitar con la risa.
  • Facilita la evacuación debido al “masaje” que produce sobre las vísceras.
  • Aumenta el ritmo cardiaco y el pulso y, al estimular la liberación de las hormonas “endorfinas”, permite que éstas cumplan una de sus importantes funciones, como es la de mantener la elasticidad de las arterias coronarias.
  • Disminuye la presencia del colesterol en la sangre pues equivale a un ejercicio.
  • Ayuda a reducir la glucosa en sangre.

Las cosquillas y la risa
Probablemente, las cosquillas son la forma más antigua y segura de estimular la risa. Las cosquillas y la risa son unas de las primeras formas de comunicación entre la madre y el bebé. La risa aparece entre los tres y medio a cuatro meses de vida, es decir, mucho antes que el habla. Por este motivo, la madre utiliza las cosquillas para estimular la risa del bebé y establecer así una comunicación. La risa a su vez estimula a la madre a continuar haciendo cosquillas, hasta que llega un momento en que el bebé empieza a quejarse, momento en el que la madre se detiene.[]

Por el mismo motivo que es más difícil reírse en solitario, también es difícil que una persona se haga cosquillas a sí misma. Las cosquillas constituyen una parte importante del juego, de manera que, cuando se le hacen cosquillas a una persona, no sólo intenta escaparse y se ríe, sino que intenta devolverlas. En el proceso de dar y recibir cosquillas, se tiene una especie de programación neurológica que hace que las personas establezcan vínculos, y sucede lo mismo con el sexo. Las axilas, las palmas de las manos y las de los pies son zonas cuya estimulación mediante cosquillas produce la risa con mayor facilidad.

Creo que las anteriores son razones suficientes para que nos animemos a echarnos unas risas, que falta nos hace. Además no debemos preocuparnos por el precio, pueden salirnos incluso gratis.

Un saludo.


2 comentarios:

  1. La risa debería ser incluída en toda receta de médico. Y deberíamos darnos cuenta del poder beneficioso que posee para nuestra salud!!! Mi marido es todo un risitas, yo algo más seria, pero claro teniendo una pareja así, quien se resiste!:)
    El peque siempre dice: papá es muy bromista,verdad? Y es que él sólo arma la fiesta y al final todos nos dejamos contagiar. Bendita medicina!! Pues sí Lidia, nos echamos unas risas!!Además, hoy por fin, aparece el sol!!!! Bieeeeeennnnnnn :))))
    Biquiños y buen fin de semana!!!

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo, deberíamos reirnos más a menudo y no dejarnos llevar por el pesimismo y las malas noticias con las que nos bombardean a diario

    ResponderEliminar