Lilypie Waiting to Adopt tickers

Lilypie Waiting to Adopt tickers

domingo, 3 de junio de 2012

Empieza el movimiento

Este semana ha estado movidita en mi ECAI ya tras haberles aprobado las tarifas y adaptado el modelo de contrato se han puesto a llamar a diestro y siniestro con lo que los ánimos están por las nubes. Ahora falta que continúen las asignaciones y se vea movimiento. A ver que pasa este mes.
A nosotros mientras tanto nos toca esperar, es lo que tiene llegar de últimos, pero bueno, sabíamos que esto iba a pasar y si hubiésemos preferido firmar antes nos hubíesemos decantado por una de las otras dos ECAI's que tenemos en Galicia. 
Con esto de que todavía no hemos firmado me siento como si todavía estuviese en la meta esperando el toque de salida y la verdad es que aunque intento tomarmelo con calma estoy deseando tomar la salida y "empezar la cuenta atrás".
Mientras tanto os dejo un artículo publicado en "La Voz de Galicia" . Tengo claro que la felicidad depende de nosotros mismos, lo difícil en algunos casos, es que nos cuesta ver que somos realmente más felices de lo que creemos, vamos que en muchos casos, somos unos quejicas por naturaleza...


«No hay ninguna píldora de la felicidad»
Este psiquiatra vincula el estado de bienestar de las personas no con la acumulación material, sino con la capacidad que tienen de encarar los problemas que les surjan en su vida
Escrito por:
03 de junio de 2012 09:59GMT
ValoraciónCon:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas0 votos ¡Gracias!Envíando datos... Espere, por favor.
Fernando Márquez Gallego (1947, A Coruña), profesor de Psiquiatría de la Facultad de Medicina de Santiago y miembro de la Comisión Nacional de Psiquiatría, califica el tema de la felicidad como apasionante desde el punto de vista de la salud mental. En un momento en el que las noticias negativas impregnan la mayor parte del discurso social, reivindica la importancia que tiene para cualquier persona saber priorizar las cuestiones esenciales y con ello conseguir un equilibrio en la vida.
-¿Por qué estamos tan preocupados por la felicidad?
-Es una aspiración general, una cuestión que además está en los medios de comunicación y que se marca como un ideal. Se hace mucho énfasis en la cuestión material, en el tener, pero tiene más que ver con la manera en cómo la gente afronta su vida, en el ser.
-¿Cómo se debe encarar la actual crisis desde esa perspectiva?
-La crisis afecta también por la manera en que una persona la afronta. Por ejemplo, Nelson Mandela o la activista birmana Suu Kyi han mantenido su nivel de felicidad no por la vida que les tocó vivir, sino por cómo supieron gestionarla. La vida no es lo que nos pasa, sino lo que hacemos con lo que nos pasa. La felicidad no depende tanto del exterior, del bienestar y el confort del que se disponga como de la capacidad de resolver las dificultades. Aunque hay factores, sin duda, que dificultan su logro, como estar en paro, tener que emigrar o vivir en la incertidumbre sobre el futuro, que pueden generar riesgos para la salud mental.
-¿Hasta qué punto las expectativas funcionan como un freno?
-En el aprendizaje de niños se ve muy bien. Los niños salen de un ambiente protegido y tienen que aprender a conciliar sus deseos con los del entorno, deben aprender que existe una demora entre su necesidad y que se las satisfagan, aprender a esperar, aprender que no todo es posible, y lo posible lo es con esfuerzo, que hay límites.
-¿Existe en estos momentos un abuso de los fármacos para mejorar los estados de ánimo?
-La extensión del uso de antidepresivos no supone una alternativa real para mejorar los estados de ánimo de cualquier persona. No hay ninguna píldora de la felicidad. Los beneficios que aportan ese tipo de fármacos están restringidos a depresiones clínicas, a estados de intensa tristeza persistentes en los que la persona necesita ayuda especial para superar sus problemas. En ese caso también se necesitan otro tipo de terapias.
-¿Hay consejos para alcanzar la felicidad?
-A la felicidad se llega a través de la maduración, es una cuestión de individuos conscientes que eligen entre las distintas opciones, le buscan un sentido a su vida, mantienen relaciones satisfactorias, aprenden de las adversidades y tienen la capacidad de adaptarse creativamente. Lo que se aprende es fruto de la educación, de la convivencia, de la cultura y eso imprime carácter, personalidad. Un autor americano defiende que el equilibrio para tener salud mental requiere tres grandes aportes: biológicos y materiales (alimentación, vivienda, seguridad); el intercambio de amor y afecto, límites y reconocimiento, y una tercera que vendría dada por la estructura social, el sentido de pertenencia, la trayectoria profesional y un lugar digno en la sociedad.

5 comentarios:

  1. Mucho ánimo Lidia, ya no queda para que oigais "el pistoletazo de salida" ... esta es una carrera de fondo, ya sabes, o una expedidión con diferentes etapas (unas más duras que otras) pero al final se alcanza la cima ... seguro.
    Y si, esperamos próximas asignaciones como agua de mayo ... de junio más bien ;-)
    Bicos mil.

    Paloma

    PD: Yo si, soy una quejica ... aunque cada vez menos :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Paloma, ánimo y ganas no nos faltan. Y vosotros a prepararos que ya no os queda nada, la próxima la vuestra, seguro. Un saludo.

      Eliminar
  2. Sí, Lidia, te envío mucha energía positiva!!!! Junio será un mes movidito y esperamos pronto asignaciones que celebraremos con alegría (especialmente, la de Paloma!!!! :) Es cierto que hay momentos difíciles, negarlo sería mentir, peroooo... cada pasito,por muy pequeño que sea, ayuda a recargar las pilas para soportar el siguiente. Y lo importante es pensar en que al final el sueño se cumple. Ya verás como prontito podreis firmar!!! Biquiñossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Vero, para lo de la energía no vendría nada mal una de tus recetas.... y si es con chocolate negro mejor.
      Esperemos que este mes llegue con al menos las mismas asignaciones que el pasado para ayudarnos a ver el camino un poco más despejado.
      Bicos.

      Eliminar
  3. Muchos ánimos... En este largo, larrrrrrrrguísimo camino que tenemos por delante, nos vienen muy bien.
    Estaremos para apoyarnos y alegrarnos de cada pequeño paso, que nos da un subidón increíble.

    Espero que firméis pronto y empecéis con la etapa del papeleo, que también es durilla.

    Mucha suerte y un abrazo

    ResponderEliminar