Lilypie Waiting to Adopt tickers

Lilypie Waiting to Adopt tickers

jueves, 26 de abril de 2012

A mi madre

Hoy mi post va dedicado a mi madre ya que es el día de su cumple, aunque en realidad ella no tiene nada claro cual es el día real de su nacimiento. Forma parte de aquella generación en la que sus padres o lo que es lo mismo, mis abuelos registraban a sus hijos “de aquella manera”. Según su madre, que digo yo que tendría buenas referencias, nació el día 26 y según consta en el DNI el 30, por lo que la rejuvenecieron 4 días. Aún así cuando le preguntas a mi madre por su fecha de nacimiento te responde como si no lo tuviera claro, no sé si es que no se fiaba de su madre... Estos errores, premeditados o no, se debían en la mayoría de los casos a las dificultades que tenía la gente, como mis abuelos, del rural para registrar a sus descendientes, ya que normalmente acudían al “pueblo” determinados días de la semana, que no solían variar por nada, incluido, claro está, por el nacimiento de un vástago. ¿Qué sucedía? Pues que si tocaba visita al “pueblo” por ejemplo un jueves y el niñ@ había nacido el día anterior no le permitían registrarlo ya que debía haber nacido al menos x días antes (que no sé cuántos eran, pero más de uno, seguro). Lo que hacian para evitar un nuevo desplazamiento, por lo general a pie (hasta mi aldea en la actualidad hay unos 7 km, por los caminos de antes vete tu a saber…), era decir que el susodich@ había nacido uno o varios días antes (con tal de cumplir el requisito….).

En muchos casos también era habitual que en la iglesia se figurara con una fecha de nacimiento y en el registro civil con otra.

Tampoco hay que descartar que en algunos casos estos errores se debieran, a la falta de “memoria” de la persona encargada de registrarlo, a la sordera del funcionario encargado del registro, o a la borrachera de ambos…..

He tenido y tengo la suerte de seguir disfrutando de su compañía y me gustaría poder seguir haciéndolo durante muchos años más. Que mi abuelo, su padre, vivió hasta los 98 años en casi, puede decirse, perfecto estado de salud.

Si este proceso tan largo sigue al ritmo actual, o sea, 2 o 3 años de larga espera, me tocará ser mamá a la misma edad que la mía me tuvo a mí, madurita pues. Si a algo le tengo miedo y me daría mucha pena, es que nuestro futuro enan@ no llegue a conocer a sus abuelos que ya van muy mayores. Por desgracia uno de ellos ya no lo podrá conocer y es una pena porque mi suegro era una bellísima persona a la que le encantaban los niños.

Mientras tanto seguiremos esperando, ya más tranquilos desde que sabemos que todo está donde debe estar, pero deseando recibir alguna notificación de nuestra idoneidad y nuestro registro oficial en la ECAI.

Un saludo.

6 comentarios:

  1. Y que haríamos sin nuestras mamas... Van a disfrutar mucho con los peques. Ya verás. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Muchas felicidades a tu mami! Mi abuela tambien cumple el 30, pero igual que tu madre no es el día real, le caen 90 añitos nada menos.
    UN BESO GRANDE

    ResponderEliminar
  3. Dale un achuchon enorme desde la isla a tu mami de nuestra parte!!!

    ResponderEliminar
  4. Muchas felicidades a la mami!!
    Aish Lídia, cómo me suena esta historia... mi madre cree que tiene 2 años menos de los que consta en su partida de nacimiento.. (Mi hermano y yo decidimos NO decírselo..jeje).
    Yo también seré mamá a la misma edad que mi madre aprox, como tu dices, madurita.. jajaja.
    Pero lo importante es que las maduritas somos las mejores!!
    Besazos a las dos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿2 años....? Fijo que había una buena cogorza por medio porque sino no se explica.
      Un saludo.

      Eliminar
  5. Felicidades a tu mami por su cumple!!!! Y que cumpla muchos maaaaaassss....

    Sabes Lidia, yo creo que esa preocupacion por que nuestros peques conozcan a sus abuelos la tenemos muchas de las que ya somos "maduritas", porque eso supone que nuestros padres ya son mayores, y en mi caso con muchos achaques, así que tenemos que mantener la esperanza de que los conozcan y los disfruten bastantes años. Ójala lleguen pronto!.

    Un besazo,
    María J.

    ResponderEliminar