Lilypie Waiting to Adopt tickers

Lilypie Waiting to Adopt tickers

martes, 21 de febrero de 2012

HIJOS DEL CORAZÓN

Acabo de llegar de ver las “comparsas” de carnaval, qué frio! y vaya dolor de espalda que me ha quedado por estar tanto tiempo de pie parada en el mismo sitio ….

Bueno hoy quería contaros que el viernes pasado me fui a comprar el libro “Hijos del corazón” de Javier Angulo y José A. Reguilón y aprovecé el fin de semana para leerlo. Probablemente la mayoría lo habréis leído pero para los que no, os doy mi punto de vista. Digamos que, personalmente, me gusta más otra formas de narrar, no sé, quizás en primera persona. A parte de esto me ha pasado lo mismo que con el de Pepa Horno, lo empiezo muy animada y progresivamente, no sé porqué es como si fuera perdiendo fuerza.  De todos modos, ha estado bien y siempre se aprende algo. Aprovecho, como he hecho en otras ocasiones, para dejaros alguna frasecilla que me ha gustado o llamado la atención:

-          Los hijos biológicos, muchas veces, no se eligen, sino que se tienen.

-          Todos somos adoptados, o todos deberíamos haber sido adoptados. Nacemos, sí, pero no por eso somos hijos de nuestros padres. Tenemos hijos, sí, pero no por eso los aceptamos siempre como tales.

-          No se trata de ser padres especiales, sino de tener los hijos más deseados.

-          Lo que comienza con una decisión ilusionada se convierte, a medida que pasa el tiempo, en una desilusión administrativa.

-          Los padres adoptivos garantizan algo que no todos los padres biológicos pueden: sus hijos son, ante todo, hijos deseados.

-          Si el instinto maternal existiera como instinto animal, no se producirían los abandonos de niños. La unión de la madre con el niño, desde el momento de la gestación, no depende entonces del instinto, sino de la relación que pueda establecer con el hijo.

-          Los padres, todos los padres, ven un hijo, no un color; son otros los que no lo ven con ojos de amor y amistad, los que ven un color y no un niño.

También aprovecho para expresar mi indignación y pena ante la noticia que ha salido en los medios de comunicación sobre las devoluciones de niños adoptados en Cataluña. Simplemente me parece alucinante, ¿los habrían devuelto si hubiesen salido de su vientre?. Está claro que algo está fallando. Sólo espero que no paguen justos por pecadores.

Que paséis una feliz semana.

1 comentario:

  1. Lo de Cataluña es para mear y no echar gota... lamentable no, es lo siguiente. No sé si me entra impotencia, repugnancia,... no sé cómo expresar mi sentimiento al leer ese tipo de noticias. No me lo explico, y como bien dices, espero que no paguemos justos por pecadores. Confío en que no será así. Saludos

    ResponderEliminar