Lilypie Waiting to Adopt tickers

Lilypie Waiting to Adopt tickers

lunes, 26 de diciembre de 2011

SER DIFERENTE

Ayer leía en el blog de Rosa Fernández lo que uno de sus hijos “etíopes” le decía tras ver la película “Copito de Nieve”. Decía que Copito era feo y que por culpa de su color no lo querían, y que él también se quiere cambiar de color. Que no es bueno ser diferente.... para nada es bueno. Por más explicaciones que le da su madre el siempre termina con la frase: no es bueno ser diferente... a mí no me gusta.

Esto me lleva a la conclusión de lo difícil y duro que es vivir en esta sociedad para determinadas personas cuando se diferencian de la “mayoría” por su color de piel, etnia, ideología, minusvalía, forma de vestir, etc.. 
Pero, ¿qué es ser normal y qué ser diferente?. ¿Porqué se le da una connotación negativa a lo “diferente”?. Todos sabemos que muchas veces juzgamos a las personas sólo por su apariencia, de la manera que los queremos ver. Si abriésemos nuestras mentes podríamos ver las cosas desde varios puntos de vista y romperíamos con el paradigma de lo que es ser normal y lo es ser diferente de lo que es normal.

He estado leyendo al respecto y parece ser que la mayoría de las personas llevan a cabo una vida que transcurre mecánicamente, sin grandes preguntas, sin búsqueda interna, sin sed de conocimiento. Se sigue el impulso de sobrevivir y perpetuar la especie. Esto no depende necesariamente del nivel sociocultural sino de que evolutivamente aún no se ha desarrollado la capacidad de darse cuenta de cómo se es y de cómo funciona objetivamente la realidad.
El problema no radica en ser diferente sino en ser tratado de una forma diferente.

¿Porqué se excluye aquel que no es como la mayoría?
Pues parece que al ser humano le gusta sentirse superior, perfecto y logra esto determinando que algunos de sus semejantes son inferiores e indignos de un trato en igualdad. Tienen una visión distorsionada de la esencia del hombre y se atribuyen a sí mismos características o virtudes que lo ubican en un escalón más arriba. Los prejuicios hacen que determinados individuos sean prejuzgados antes de ser conocidos. Son generalizados y rechazados La intolerancia, el rechazo y la ignorancia en la mayoría de los casos son determinantes para el nacimiento de conductas discriminatorias.


CONCLUSIÓN: Todos somos diferentes, unos nos diferenciamos por unas cosas y otros por otras, bien por su color, su cojera, su forma de vestir, sus creencias, etc., pero en realidad todos somos iguales en el sentido de que todos los seres humanos descendemos de los primates (homo sapiens). Pero como ya he dicho en otras ocasiones unos “evolucionaron” más que otros.


No hay comentarios:

Publicar un comentario